Caso de compresión maxilar

Importancia en la estética, ya que evitamos los llamados “corredores bucales” o espacios negros que se quedan entre los dientes posteriores y las mejillas.

Su relación con el perfil del paciente: al tratar la compresión maxilar (paladar estrecho) evitamos las compensaciones dentarias que ocurren de manera natural, como el mayor grado de inclinación negativa en los molares y en los incisivos, evitando así los incisivos superiores protruídos.

En el desarrollo de la vía área superior. Con la disyunción maxilar desarrollamos el paladar y el suelo de las fosas nasales, evitando los ronquidos y el componente de respiración oral.

Además tiene relación con otras maloclusiones (como la clase III ó mandíbula protruída), y relación con hábitos orales y disfunciones como la deglución atípica; al estar correctamente desarrollado el paladar favorece la posición adecuada alta de la lengua en la respiración y la deglución.

Solicita una cita de información con nuestros especialistas

Publicado en Corrección dental, Infantil.